martes, 12 de junio de 2007

Una aguja en un pajar

Posiblemente acá, en Argentina, no se les conozca mucho, pero en las Islas Canarias fueron uno de los culpables de que mucha gente (entre los que me incluyo) conociera gran parte del folklore latinoamericano, en especial, el de la región andina.

Los
Calchakis son uno de los tantos grupos que se instalaron en Francia y, desde ahí, se fueron haciendo escuchar por Europa... Obviamente no les voy a decir que estén a la altura de Los Chalchaleros, Los Fronterizos, Mercedes Sosa o Atahualpa Yupanqui, que son, seguramente, los que más huella dejaron en las islas, pero, ¿qué duda cabe del cariño que les tenemos los canarios a Los Calchakis?
M
uchos de nosotros los recordamos especialmente por su versión de la Misa Criolla, que volvieron a interpretar hace apenas unos años en Teror, por el Festival Teresa Bolívar.

- Javi, ¿y para qué carajo me cuentas todo esto?

Paso a explicar la situación: era la noche del sábado, previo a las elecciones, y, buscando un lugar donde se pudiera tomar al menos una birrita, llego a una peña (cuyo nombre omitiré por el tema de la ley que les comenté en el artículo de las elecciones). En un momento dado hablo con un señor con guitarra, que, sin duda alguna, a la barra fue a por birra, pero vino trayendo vino, porque no quería brindar con brandy (¿en serio que no les gusta el trabalenguas?) y, sorprendido por mi dulce y exquisita tonada, me pregunta acerca de mi procedencia:

- ¿¿¿De las Islas Canarias??? ¡¡¡Yo era de LOS CALCHAKIS!!!

Lo cierto es que fue un momento muy hermoso. No imaginan cómo amaba y anhelaba este señor a nuestras queridas islas. Sin duda guardaba un muy grato recuerdo de las tantas ocasiones en que actuó allá...

Él se llama
Lucio Saavedra y le agradezco muchísimo el cariño que me transmitió a mí y a nuestra tierra. Además se comprometió a escribirme y, efectivamente, al día siguiente me llegaba un correo suyo con varias de sus composiciones, incluido un precioso tema de una cantata compuesta por él, la “Cantata Patagonia(si alguno tiene interés en escucharlo, me puede escribir un mail, porque él mismo me pidió que la difundiera).

Una aguja en un pajar...

Javi, El Gaucho Canario
Comentarios a:
elgauchocanario@gmail.com
PD: Lucio es el de arriba, a la derecha... si no recuerdo mal... ¡que también podría pasar!

1 comentario:

  1. Muy linda anécdota querido Gaucho Canario. Una pequeña correccion el de arriba a la derecha, es Alberto Rodriguez. Un abrazo

    ResponderEliminar