miércoles, 5 de marzo de 2008

No hay tonto sin suerte (I)

- UIUIUIUIUIUI... (sonido de ambulancia... por si no quedaba claro...)

Abro un poco los ojos. Reconozco a mi amigo Jeremías, pero no entiendo bien dónde estoy.

- Javi, tranquilo, simplemente acabas de destrozar un gran pedazo del suelo argentino.

Me dolía la cabeza... el ojo no lo conseguía abrir del todo. Me dolía mucho. Por suerte me hicieron con dos.

Al parecer, diez minutos antes había sufrido una importante caída, con tan mala fortuna que resultó de la peor forma posible: ¡de cabeza! Aún no tengo muy claro si fue un producto de la mala suerte o una simple cuestión probabilística, teniendo en cuenta el porcentaje de superficie que ella ocupa. Fuera como fuera, en este momento dicho porcentaje había aumentado notablemente, debido, por un lado, a la aparición de un chichón y, por otro lado, al ojo tipo Rocky IV que se me estaba formando.

Un tiempo más tarde estaba entrando en camilla y con collarín por el Hospital Argerich, donde poco menos que me miraron por encima y me dieron una palmadita en la espalda. Creo que en la serie M.A.S.H. alguna vez vi más atención al enfermo. Se limitaron a hacerme una radiografía para comprobar que no tenía huesos rotos y a decirme que debía ir al oftalmólogo. Para ese diagnóstico, ¿cuántos años de Medicina me dijiste? Lo terrible de todo esto es que, habiendo quedado inconsciente, no se molestaron ni en hacerme una tomografía, porque, según decían, “la máquina no funcionaba, pero tampoco era tan importante.

Y no... no era tan importante... ¡¡era vital!!

Casi una semana más tarde, ya tranquilo por el ojo, que había sido convenientemente tratado por un oftalmólogo, me presento en el Hospital de Clínicas (el de la Universidad), preocupado por el dolor continuo de cabeza, que no terminaba de desaparecer. Fui al hospital para que me dijeran que el dolor era normal tras un golpe así y que me recetaran una pastilla mágica para irme de viaje con un amigo, que había llegado a Buenos Aires la madrugada anterior.


Vídeo: Chequeo médico serio al 'estilo Argerich'

La sorpresa me la llevo cuando al realizarme la tomografía descubren que tengo un coágulo por encima del cerebro y que de irme a casa “nanai de la China”. El caso fue tomado como de interés general en el centro, ya que, en circunstancias normales, con esa cantidad de sangre debería haber estado en coma o al menos con pérdida de memoria, de sentido o de coordinación. ¿Y qué fue lo que me salvó?

a) Ser bruto de nacimiento
b) Tener más suerte que el que inventó la tirita (curita) para negros
c) Estar mal hecho
d) Todas las anteriores

Tic, tac, tic, tac... Shhh!! No copien!! Tic, tac, tic, tac... Efectivamente, todas son ciertas. Les explico:

El día que mi padre se abalanzó como una bestia sin escrúpulos sobre mi madre, empezó a crear una cosa rara. Lo que se ve por fuera, ya era evidente y no es noticia a esta altura de la vida, pero, lo que hizo por dentro, era todavía más curioso. Donde todo el mundo tiene cerebro a mí me apareció un “quiste aracnoideo”, que viene a ser una bolsa de agua que ocupa su lugar... Así es. Para los que querían confirmar la procedencia de mi innata estupidez, acá está la evidencia definitiva: mi cerebro no estaba completo. Los más coherentes, sin embargo, pensarán “adónde habría llegado con su enorme talento, de no haber tenido un cerebro de cuarto y mitad”.

Sea como sea, la cuestión es que esa 'bolsa de agua', hizo de salvavidas, ya que el coágulo, en lugar de presionar el cerebro, oprimía el quiste, lo que evitó que el susto fuera mayor.

La impresión me la llevé cuando el Dr. Dimas me confiesa su sorpresa por la actuación del ‘Matadero Argerich’ y me asegura que, de no haber sido por este caso tan extraño, podía haberme ido a casa y haber entrado en coma en cualquier momento o haber muerto... Upss.. ¿qué feo suena, no?

Así que, como bien les decía, realmente no hay tonto sin suerte.

Pero esto no es más que el comienzo de una pequeña aventura, que, entre otras cosas, explica mi ausencia por estos lares...


Javi, El Gaucho Canario


¡¡Continúa aquí!!

15 comentarios:

  1. Uyyyy!! Esperamos ansiosos la segunda parte!!
    Pero ya estás bien, no?

    ResponderEliminar
  2. Uuuuuyyyy, pero ya estás bien, no??
    C.

    ResponderEliminar
  3. Ehh! y yo preguntando por tus vacaciones...por favor disculpame y espero de todo corazon que estes bien!!
    Abrazotes....Carla

    ResponderEliminar
  4. SIIIIIIIIIIII YA ESTA PERFECTO!!!!
    HAY GAUCHO PARA RATO POR SUERET!!
    CARIÑOS PARA JAVI Y PARA TUS PADRES.
    NANQ

    ResponderEliminar
  5. Mmmmmmmmmmmm... Ya decía yo....

    ResponderEliminar
  6. Javi, por favor!!!
    Yo pensé que estabas de mudanza!
    Ya trataré de ubicarte, pero cuidate!!!

    Beso grande!

    ResponderEliminar
  7. Ya sabía yo que tú no eras completo... La medicina es una maravilla, ya tenemos explicación para tu estupidez. Muy bien, un quiste aracnoideo, un hematoma subdural, malas ideas,... ¿Quieres que te insertemos mis colegas y yo algo más dentro del cráneo? ¿Has pensado en hacerlo moda en Buenos Aires? Si hay negocio por ahí, avísame, que hay que innovar. Me alegro de que guardes un sitio para un coágulo, quizás en el futuro te sirva para algo... Un abrazo, Javi y, menos mal, coño. ¿Y si denuncias al primer médico? je, je, somos los peores, los del gremio. Abián

    ResponderEliminar
  8. ay!..ay!..ay!!que barbaro..!!ya decia yo que en algun momento se aclaraban las cosas...!!! Viste..??!! y todos nosotros culpandote de un talento natural para las chorradas!!!....LA CULPA LA TENIA EL QUISTE!!!
    Te mando un beso grande y espero que ya estes bien.

    ResponderEliminar
  9. Hola Amigo!!

    Espero estes mejor y hayas podido "sobrevivir" para escribirlo.

    Pero no contaste porque te caíste y lo más interesante si el cracter que dejaste donde lo hiciste ya tiene nombre o fue utilizado como lago o algo parecido.

    Un abrazo desde Salta y que te sigas mejorando...

    ResponderEliminar
  10. MI niño, me quedo tiesa con lo me cuentas. Cuídese mucho mi rey, que el cachorro tiene que seguir encajando ahí bien.
    Espero que ya mejor, besos de la Charli del jaidelber chule(que ahora vive Ponfe, recuerdas?)

    ResponderEliminar
  11. hola javi espero que estes mejor!cuidate!!me asuste por la forma que lo cuentas te mando un beso CUIDATE! FERNANDA

    ResponderEliminar
  12. No te puedo creer... y yo ke pense ke te habias alejado otra vez, porke digamos ke la culpa es de los dos xD, pero eso es aparte... ke loko... espero ke estes bien =( de verdad... todavia te kiero (L). Volvamos a hablar, si??? Besos!!

    ResponderEliminar
  13. me hicistes asustar mi rey, por suerte estas bien, ya decia yo que tenias algo "especial"( era el quiste),te mando muchoooooooos abrazos,espero te mejores pronto.lina

    ResponderEliminar
  14. Javi, El Gaucho Canario18 de marzo de 2008, 16:54

    Queridos...

    Muchísimas gracias.. visto el cariño, estoy por volver a romperme la crisma!!!

    Eso sí, los que firman como ANÓNIMO si al menos pusieran una firmita al final....

    La mejor opción es que escriban en modo "Alias", así ponen el nombre...

    Y Fernanda... qué Fernanda eres???

    Besitosss a todooooooooooooss...

    GRACIAS!

    ResponderEliminar
  15. hola gigolo, soy javi tabares. cuando he leido esto me he quedado de piedra. espero q est�s mucho mejor para que puedas comer mucho dulce de leche,tomar mate, beber quilmes sin parar ir a la bombonera y lo mas importante, garchar sin parar. por cierto me caso el 6 de septiembre y estas invitado, asi q vete reservando vuelo,boludo. si has leido bien, me caso, esta vez no estas borracho. se despide de ti un amigo al q le ense�aste quienes eran unos tipos llamados supertramp y dire straits. 1 abrazo y a GARCHAR.CUIDATE AMIGO

    ResponderEliminar