lunes, 9 de abril de 2007

¿Quién me lo iba a decir?

A la vuelta de mis tan merecidas vacaciones parece ser que la empresa sigue contando conmigo para el futuro más próximo y, si bien todavía no se concreta mi labor, sí que ya me está dando pérdidas.

Quién me lo iba a decir a mí, pero después de tantos años trabajando como me daba la gana... al ladito de la playa... en bermudas y cholas (ojotas)... me veo en la obligación de, por estricto orden de ejecución:

a) Cortarme mi larga y floreciente melena
b) Comprarme trajes, camisas, corbatas y zapatos...todo caro o muy caro..
c) Afeitar mi barbita de dos días que tantos éxitos dio................... a Miguel Bosé!!

Así, de esta forma, este martes día 10 entro en la oficina vestido como mi padre siempre pensó que debía vestir un ingeniero...

Lo que más me jode es que en algún lugar de la isla, seguramente bajo el sol de Maspalomas y rodeado del verde de los campos de Golf, tengo un amigo que en este momento debe estar esbozando una de esas sonrisas características (que en algún momento de su vida le valió el apodo de “El Risitas” en el ámbito policial...que todo el mundo tiene su pasado...) de quien siente esto como una victoria personal...

Sin embargo, como le decía a mi querido hermano, esto no deja de ser lo mismo que hace un actor... cada mañana me visto para vivir el personaje al que le estoy dando vida.... es parte de este juego en el que decidí meterme... (..y quién coño me mandaría!!?).


Ya al mediodía salí de la oficina me tomé un descanso y salí a almorzar... luego de comer me fui al baño....

Y ahí me bajé los pantalones por segunda vez.

Javi, El Gaucho Canario
Comentarios a:
elgauchocanario@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario